Levantar pesas aporta beneficios a la salud

por | 16 junio, 2016

Levantar pesas o entrenar nuestros músculos para tonificarlos o fortalecerlos,siempre ha sido considerado tarea de hombres y tal vez, ésto se debe a la faltade conocimiento acerca de los efectos que verdaderamente provoca ésta actividad sobre el organismo.

Asociado a la fuerza y al trabajo rudo, siempre se ha creído que el levantamiento de pesas no era para todos. Sin embargo, debemos desmentir ésta afirmación y para ello, te mostraremos los efectos positivos de levantar pesas sobre la salud.

Levantar pesas produce:

    • Mayor fortaleza muscular y por ende, más funcionalidad en la vida diaria.
    • Previene el deterioro de masa muscular asociada al proceso de envejecimiento y reduce el riesgo de accidentes y lesiones entre los adultos mayores.
    • Incrementa el gasto calórico basal permitiendo alcanzar un mejor control del peso corporal.

 

  • Mejora la circulación sanguínea y reduce el riesgo cardiovascular.

 

 

  • Ayuda a hacer más efectivo el balance energético diario y a rendir más y mejor en todas las actividades que podemos realizar a diario.

 

 

  • Reduce el riesgo de enfermedades crónicas tales como dislipemias, diabetes, obesidad, entre otras.

 

 

  • Mantiene el normal funcionamiento del organismo y a cada órgano interno en su lugar.

 

Podríamos listar muchos otros aportes de esta actividad para la salud, por supuesto, haciendo referencia al entrenamiento con pesas como a cualquier actividad que trabaje con pesos extras que debe vencer el organismo.

Es importante recordar siempre los beneficios de levantar pesas porque no sólo el ejercicio aeróbico favorece a la salud, sino que entrenar la fuerza y la masa muscular puede aportar grandes efectos para el organismo.

Rutina dividida: ¿Que es mejor?

La rutina dividida es un método de entrenamiento en el cual se estructura una rutina que trabaja todo el cuerpo en diferentes días, durante los cuales se abordan diferentes partes del cuerpo, con la finalidad de trabajar más intensamente cada grupo muscular y no alcanzar una fatiga elevada al terminar la sesión.

La rutina dividida puede estructurarse en dos, tres o cuatro días distintos y pretende desarrollar fuerza y musculación sin alcanzar un agotamiento que impida el logro de dicho objetivo. Por eso, se recurre a la rutina dividida con la finalidad de trabajar intensamente una parte del cuerpo y dejar que ésta se recupere al día siguiente mientras trabajamos otra zona muscular distinta.

El entrenamiento mediante rutina dividida a ganado tantos adeptos como enemigos, ya que por un lado podemos obtener un gran desarrollo muscular sin alcanzar un agotamiento extremo o sobre entrenar y por otro, no hacemos uso de ejercicios multiarticulares en los cuales se moviliza mayor masa corporal y por ende, el efecto sobre la resistencia, el sistema cardiovascular y la forma física, es notablemente inferior.

Para salir de esta controversia, muchos podríamos organizar una rutina dividida en dos veces a la semana y trabajar el cuerpo completo de manera más ligera en el resto de los días semanales, o bien, podríamos focalizar los ejercicios en una zona muscular pero al mismo tiempo, incluir ejercicios multiarticulares en la sesión.

Por supuesto, lo indispensable para saber si optamos o no por una rutina dividida debe ser nuestro objetivo, ya que si buscamos mejorar la resistencia y la forma física general, será más oportuno un entrenamiento de todo el cuerpo, por ejemplo, mediante un circuito.

En cambio, si lo que pretendemos es alcanzar un mayor desarrollo muscular, la rutina dividida puede ser de gran utilidad, ya que nos permitirá entrenar en sólo 60 minutos, una parte del cuerpo a gran intensidad, permitiendo a los músculos involucrados recuperarse posteriormente.

Como siempre decimos, entrenar al mismo tiempo la flexibilidad, la resistencia y la masa muscular, es de gran ayuda para nuestro estado físico general y para cada uno de éstos aspectos en forma independiente, pero también, debemos saber que cada individuo es diferente y así lo son sus objetivos, por ello, el entrenamiento, descanso y dieta, deben acomodarse a sus particularidades.

Deja un comentario